Los orígenes del cine (1896-1906)

salida-de-la-misa-de-doce-de-la-iglesia-del-pilar-de-zaragoza-1896-e-jimeno-correas

Salida de la misa de doce (Eduardo Jimeno, 1896)


Desde hace ya casi dos años, en el portal del Grimh, un espacio está dedicado a los orígenes del cine mundial (1896-1906). Parte de mis investigaciones están dedicadas, desde hace ya unos veinticinco años a este periodo del 7º arte. Aunque esta época primitiva se ha ido estudiando a lo largo del siglo XX –ahí están las diferentes historias de G.-M. Coissac, J.A. Cabero, G. Sadoul…-, con motivo del centenario celebrado en 1895 -un importante congreso tuvo lugar aquel año en Lyon-, los estudios se multiplicaron en muchos países y, basándose, por lo general, en la microstoria. La necesidad de poder disponer en aquel momento de catálogos de las primeras productoras me llevó a dirigir La Production cinématographique des frères Lumière, una base para poder conocer y estudiar este corpus. Por otra parte, la historiografía había dejado pasar muchos errores, algunos circunstanciales, pero otros más importantes. Entre las memorias de los pioneros que a veces las aprovechaban para arrimar el ascua a su sardina (caso de Félix Mesguich, Alice Guy, Fructuoso Gelabert…) y las afirmaciones nunca demostradas que se insinuaban con frecuencia en las historias del cine, todo esto producía una gran inestabilidad en el conocimiento de esta época. En el marco del cine español, con mi amigo Jon Letamendi, con quien publicamos varios libros sobre los inicios en diferentes zonas de la Península (Guipúzcoa, Álava, Vizcaya y Cataluña), empezamos a realizar lo que se podría llamar una cartografía de la llegada del cine. Filmoteca Española nos propuso hacer un libro sobre el periodo 1896-1897… al cabo de los años, una versión reducida está ya planeada y tendría que salir a finales del año 2019, en la editorial Cátedra…

Estos estudios coinciden en cierto modo con la revolución internet en la que estamos hoy totalmente metidos. Eso me ha conducido a reconsiderar los conocimientos científicos y las investigaciones en función de unos soportes nuevos y abiertos al mundo entero, con una dinámica de otro tipo. Así surge la idea de componer un espacio dedicado exclusivamente al cine de los orígenes. Lo primero que he tenido que plantearme es la estructura -imposible pensar internet sin abordar este aspecto- partiendo de elementos inmediatamente identificables por cualquier internauta como son: films, figuras, países y productoras. Se podrían añadir también, aunque ya de forma más marginal, los aparatos, lo cual todavía no se ha hecho. Lo primero es poder disponer de los catálogos comerciales de las diferentes productoras (en aquel momento se hablaba de “editores”). Estos documentos son imprescindibles para poder constituir la base de datos de los “films”. El primer problema es llegar a disponer de los catálogos -originales o fotocopias- para poder establecer un “artículo” (o bien una página) por cada película. Actualmente, ya tenemos “fichadas” todas las cintas de las cuatro principales productoras francesas: Lumière, Pathé, Gaumont y Méliès, o sea unas 4000 páginas. Otras secundarias también están en la base y se pueden consultar. Posteriormente estará, en su totalidad el corpus americano. En cada una de ellas, se encuentran -siempre y cuando se puedan localizar- los resúmenes, las fichas técnicas y artísticas, las ocurrencias, siempre in progress en la medida en que se van descubriendo y añadiendo presentaciones de las películas por el mundo. También están abiertas a estudios específicos (véase por ejemplo el artículo: Danse espagnole de la Feria Quadro Flamenco). Las películas también aparecen reunidas por productoras. El segundo elemento son los artículos dedicados a las ciudades o a los países. Así se pueden consultar los inicios del cine en Cuba o, últimamente, en Barbados. En cuanto a España, las páginas se van a ampliar considerablemente en los próximos meses. Así, conforme se vayan localizando los aparatos se completan los artículos. En el caso, por ejemplo, de Gran Bretaña, hemos “abierto” como 100 artículos sobre sendas ciudades, y se irán integrando las nuevas informaciones poco a poco. Actualmente disponemos ya de unos cuatrocientos países o ciudades parcial o, en pocos casos, ampliamente documentos. Finalmente, las figuras -o sea los diferentes protagonistas como cinematografistas, actores, técnicos…- constituyen el último elemento importante de la base de datos. Se trata en este caso de realizar unas páginas constituidas, por lo general, por una genealogía de la persona, un recorrido de su vida (con intento de exhaustividad para el periodo 1896-1906), una filmografía y una lista de las ciudades o lugares recorridos por el pionero (en el caso de que se trate de un itinerante). Véase por ejemplo Segundo de Chomón. Como se puede apreciar navegando por el espacio, los nombres de los protagonistas, de las películas y de los lugares están interconectados, lo cual permite una navegación constante.

El espacio está abierto a cualquier colaborador que quiera participar en el proyecto siempre con un objectivo claramente científico de alto nivel (francés, inglés y español). El o los autores o colaboradores figuran como tal, conforme van aportando informaciones. En menos de dos años, el portal de los inicios de los primeros tiempos del cinematógrafo ya se ha convertido en el espacio de referencia para los orígenes del 7º arte.

 

Jean-Claude Seguin Vergara
Medalla TECMERIN  2013

jean-claude.seguin@univ-lyon2.fr
jseguin@hum.uc3m.es