CINE

Terror

La desaparición de dos de los géneros más populares de los sesenta (el spaghetti-western y los musicales con niño) coincidió con la irrupción de un género prácticamente inédito en la industria española, que pronto tendría su propio star-system y una repercusión internacional inusitada. Jacinto Molina, que combinaba su nombre con su pseudónimo (Paul Naschy), fue […]

Ópera Prima (Fernando Trueba, 1980)

Fernando Trueba realizó quizá la comedia esencial sobre el “pasotismo” a finales de los años 70 en España. El film combina los registros propios de la comedia de situaciones con el intento de mostras nuevos tipos de socialización entre la juventud de la España democrática.

Pares y nones (José Luis Cuerda, 1982)

Cuerda se inició en la comedia madrileña con un film que trata los problemas afectivos de parejas de treinteañeros vinculados a los círculos artísticos de Madrid.

La línea del cielo (Fernando Colomo, 1983)

La comedia madrileña cruzaba el océano con esta producción, grabada en Nueva York, que adaptaba las penurias de los personajes que interpretaba Antonio Resines a las ansias del país por no conformarse con ser europeos una vez que ese objetivo ya se había logrado.

La corte del faraón (José Luis García Sánchez, 1985)

José Luis García Sánchez jugaba contracorriente al adaptar una zarzuela, algo que no se había hecho desde las (entonces consideradas rancias) versiones que Juan de Orduña hiciera en los sesenta. Ana Belén, musa de la izquierda, y Antonio Banderas, icono de la modernidad de Almodóvar, lideraban un reparto ideal para dejar claro que hasta el […]

Navajeros (Eloy de la Iglesia, 1980)

La moda del cine “quinqui”, despertada por José Antonio de la Loma, alcanzaba su clímax gracias a Eloy de la Iglesia, más interesado en los personajes y las consecuencias de sus actos, y menos en la violencia. José Luis Manzano, icono del cineasta, conseguía aunar la naturalidad del actor no profesional con el glamour de […]

Colegas (Eloy de la Iglesia, 1982)

En colaboración con Gonzalo Goicoechea, el cineasta vasco escribió la que a la postre sería su película favorita. Antonio y Lolita Flores, y José Luis Manzano interpretaban a unos jóvenes desarraigados que tampoco encontraban su espacio en la nueva Madrid de la democracia.

Apocalipsis Sexual (Carlos Aured y Sergio Bergonzelli, 1982)

Ejemplo brutal de las cotas extremas que alcanzó el Cine S, en el que la representación de la violencia podía ser más explícita que la del sexo. Una trama terrorista (que se puede leer en el contexto violentísimo del momento) es la excusa para la representación de imágenes de sadismo impensables en el cine comercial […]

Cartas de amor de una monja (Jorge Grau, 1978)

Ejemplo perfecto de cómo el melodrama clásico se refugió en el cine erótico tan en boga entonces. Es también una muestra del reciclaje del “star-system” español: AnalíaGadé, gran nombre de antaño, se adaptaba a las exigencias del público, igual que su director, Jorge Grau. El convento como lugar de encuentros eróticos fue un favorito, dentro […]

El fontanero, su mujer y otras cosas de meter (Carlos Aured, 1981)

Título mítico del Cine S, más famosa por la gracia del nombre que por la película en sí misma (que fue, en cualquier caso, de las más taquilleras de su género). El film es un claro ejemplo de cómo el erotismo de los años 70 y primeros ochenta se basaba en historietas y mitos (en […]