La corte del faraón (José Luis García Sánchez, 1985)

José Luis García Sánchez jugaba contracorriente al adaptar una zarzuela, algo que no se había hecho desde las (entonces consideradas rancias) versiones que Juan de Orduña hiciera en los sesenta. Ana Belén, musa de la izquierda, y Antonio Banderas, icono de la modernidad de Almodóvar, lideraban un reparto ideal para dejar claro que hasta el género chico podía modernizarse.