Primeras elecciones democráticas

Las primeras elecciones democráticas en España tras el franquismo se celebraron el 15 de junio de 1977. Cuatro partidos de ámbito nacional obtuvieron representación: el centrista UCD (Unión de Centro Democrático) consiguió un 31,1%, ganando las elecciones. El PSOE (Partido Socialista Obrero Español), un 28,6%; el PCE (Partido Comunista Español), un 9,4% y AP (Alianza Popular, en la actualidad re-inventado como PP), un 8,5%. Así mismo, los partidos nacionalistas del País Vasco y Cataluña obtuvieron un fuerte apoyo en sus respectivas comunidades autónomas.

Espacios electorales para las principales formaciones políticas: